AIEA No ve necesario inspeccionar los sitios militares de Irán

El Organismo Internacional de Energía Atómica ha confirmado una vez más el cumplimiento de Irán de sus compromisos estipulados en el acuerdo nuclear y ha aseverado que la AIEA no ve la necesidad de verificar el compromiso de Teherán inspeccionando sus sitios militares.

La AIEA tiene la autoridad para solicitar el acceso a instalaciones en Irán, incluidas las militares, si hay indicios nuevos de actividades nucleares prohibidas allí, según han informado este jueves funcionarios de la Agencia y firmantes del acuerdo nuclear entre el país persa y el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), citados por agencia británica de noticias Reuters.

El pasado 25 de agosto, la embajadora de EE.UU. ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Nikki Haley, afirmó que la AIEA debe utilizar todas las posibilidades que le ofrece el acuerdo nuclear entre Irán y el Grupo 5+1, conocido oficialmente como el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés), para presionar a Teherán a que acceda a la inspección de sus bases militares.

Sin embargo, la AIEA está convencida de que Washington no ha proporcionado indicaciones para justificar su petición a la Agencia a fin de que presione a Irán para que permita la inspección de sus bases militares.

“No vamos a visitar un sitio militar como Parchin (sureste de Teherán) para enviar una señal política”, ha declarado a Reuters un funcionario de la AIEA, que pide permanecer en el anonimato.

Las presiones de EE.UU. tienen lugar mientras el director general de la AIEA, Yukiya Amano, ha afirmado en reiteradas ocasiones que la Agencia, con sede en Viena (capital de Austria), solo tiene el deber de tratar asuntos técnicos y no políticos, según la fuente.

Por otra parte, un informe de la AIEA, publicado este mismo jueves por Reuters, indica que la República Islámica de Irán respeta sus compromisos en el marco del acuerdo nuclear y se ha mantenido dentro de los límites que pusieron a sus actividades nucleares.

La AIEA reconoce que Irán no enriqueció uranio a niveles prohibidos, ni constituyó reservas ilegales de uranio poco enriquecido o de agua pesada, destaca el documento.

Hasta el 21 de agosto la cantidad de uranio poco enriquecido de Irán era de 88,4 kilogramos, el nivel del enriquecimiento no superó el límite del 3,67 por ciento acordado. Además, Irán ha producido 111 toneladas de agua pesada, una cantidad que está por debajo de las 130 toneladas estipuladas, como exige el pacto nuclear, según precisa el informe.

Se trata del tercer informe de la Agencia desde el mes de enero de 2017 cuando el presidente estadounidense, Donald Trump, llegó al poder.

Ante los últimos intentos de Haley y otros funcionarios de EE.UU. por socavar el JCPOA, las autoridades persas han resaltado que Irán “nunca autorizará a otros cruzar sus líneas rojas” en el contexto del pacto nuclear, destacando que las bases militares de Irán son confidenciales, tal y como lo son las de otros países del mundo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*