Los aspirantes iraníes expresaron sus ideas para ocupar el poder presidencial

En Irán, los candidatos presidenciales en un programa televisivo en una duración de tres horas presentaron sus planes para las próximas elecciones presidenciales.

Los aspirantes son el actual presidente, Hasan Rohani; el vicepresidente, Eshaq Yahanguiri; el actual alcalde de Teherán (capital), Mohamad Baqer Qalibaf; el exministro de Cultura y Guía Islámica Seyed Mostafa Aqa Mir Salim; Seyed Mostafa Hashemi Taba, que ha ejercido varios cargos en Ejecutivos anteriores y el administrador fiduciario de Astan Quds Razavi, en Mashad (noreste), Seyed Ebrahim Raisi.

El presentador del debate explica que el primer debate presidencial se dedicará a las ‘cuestiones sociales’: En la primera parte, cada candidato tiene 4 minutos para responder una pregunta planteada por el presentador, tras lo cual los otros cinco aspirantes tienen 2 minutos para hablar sobre el mismo tema o desafiar al candidato a quien se le ha hecho la pregunta. Después, este tiene 5 minutos para responder a sus rivales. Este proceso se repite seis veces.

El primer candidato en tomar el podio para responder a la primera pregunta es Mir Salim.

La primera pregunta para Mir Salim se centra en la inmigración interna de los pueblos hacia las ciudades, problema cuya raíz está en una planificación espacial adecuada y cuya solución comienza por corregir la gestión del agua, a juicio del candidato.

Hashemi Taba es el primer rival en desafiarlo sobre este tema y luego ha llegado el turno de Rohani, quien ha señalado que este es uno de los mayores problemas de muchos países del mundo, siendo sus principales causas, en su opinión, el desempleo y los bajos ingresos.

Por su parte, Qalibaf ha opinado que esta cuestión está relacionada fundamentalmente con los desequilibrio sociales y económicos.

A continuación, Mir Salim ha presentado sus planes: hay 350.000 pozos ilegales que merman los recursos hídricos del país y causan por tanto esa migración. Para prevenir este fenómeno, deben distribuirse uniformemente los medios sociales en ciudades y pueblos, en particular proporcionando viviendas adecuadas en los municipios de menor tamaño.

El segundo candidato en tomar el podio es Raisi, a quien se le pregunta la mejor manera de promover la justicia social en la República Islámica de Irán. Raisi reconoce que la división social va en aumento y señala en ese sentido las estadísticas sobre el índice de Gini.

Para superar este problema, dice Raisi, se deben triplicar los subsidios otorgados a las clases bajas e impedir la evasión fiscal.

Sobre el mismo tema, Rohani apunta que se debe crear un equilibrio entre el este y el oeste del país, y Qalibaf dice que promover la justicia social no será posible sin poner remedio a las crisis urbanas.

Sin embargo, Yahanguiri insiste en que la justicia social no debe limitarse a las cuestiones puramente económicas, sino que deben también tomarse en consideración la educación y los asuntos políticos y judiciales.

En ese momento, Raisi inicia sus 5 minutos para responder a sus rivales, y dice que el desempleo y el cierre de las unidades de producción son los principales problemas que enfrenta la economía del país. A su juicio, el Poder Ejecutivo debe desarrollar planes para reducir las brechas sociales y promover la justicia.

El tercer aspirante en enfrentarse a la próxima cuestión es Hashemi Taba, a quien se le pregunta sobre sus planes para solventar el problema de la vivienda en el país persa.

Hashemi Taba señala que las vías correctas para combatir el problema de la vivienda son los préstamos bancarios, la construcción en masa y la creación de empleo.

Yahanguiri coincide con Hashemi Taba en que uno de los obstáculos más importantes a este respecto es el de las casas deshabitadas, y opina que el aumento de los préstamos bancarios y la creación de fondos de inversión inmobiliaria son buenas soluciones para este problema.

Hashemi Taba arremete contra su rival Ebrahim Raisi por decir que el matrimonio a una edad temprana puede resolver el problema de las casas deshabitadas, enfatizando que no es una solución razonable.

Rohani llega al podio para convertirse en el cuarto candidato que responde a la pregunta del presentador: ¿cómo se puede promover el matrimonio entre los jóvenes?

En su opinión, uno de mayores obstáculos más grandes al matrimonio juvenil es el desempleo. Rohani hace hincapié en la necesidad de crear esperanza y evitar restricciones innecesarias a la sociedad, y aprovecha la ocasión para indicar que la esperanza en el futuro y el empleo han aumentado en los últimos años.

A continuación, Qalibaf se refiere a la promesa de Rohani al principio de su mandato de crear 4 millones de puestos de trabajo, lo que Rohani desmiente subrayando que se trata de una información incorrecta y no debe mencionarse en este debate.

En ese momento, Rohani se dirige a Qalibaf y le dice que el objetivo del debate es ayudar a la gente a elegir la mejor opción para la Presidencia del país.

Qalibaf no se retira y muestra un papel imprimido del sitio web personal de Rohani, en el que destaca la promesa de Rohani de crear unos 4 millones de puestos de trabajo. Rohani explica al instante que hablaba entonces del turismo y que de poderse atraer a 10 millones de turistas anuales al país, se podrían crear cerca de cuatro millones de empleos.

Por otra parte, hace alusión al hecho de que las principales fuentes de ingresos de la Administración son los ingresos del petróleo y los impuestos, y recuerda que durante su ejercicio se ha reducido la dependencia de los ingresos petroleros a menos del 30 por ciento.

El presentador invita a Yahanguiri a tomar el podio para hablar de sus planes para reducir la burocracia en los organismos gubernamentales.

Yahanguiri aprovecha el principio de otra intervención para respaldar la actuación del actual Ejecutivo iraní, liderado por Rohani, por dejar de lado los planteamientos de las cuestiones sociales basados en la seguridad.

Sobre la pregunta, afirma que la gente no está satisfecha de los órganos ejecutivos; sobre todo, de los bancos y ayuntamientos, y aboga por establecer dispositivos de administración electrónicos, como un paso importante para reducir la burocracia.

Raisi expresa sobre esta cuestión su consonancia con su rival Yahanguiri en cuanto al establecimiento del gobierno electrónico, y asegura que este sistema incrementaría la transparencia y facilitaría el funcionamiento de la administración.

A continuación, Qalibaf cuestiona la presencia de Yahanguiri en la carrera presidencial, en referencia a rumores de que podría renunciar a favor de Rohani. El mencionado critica en respuesta la gestión de Qalibaf en el Ayuntamiento de Teherán declarando que los problemas sociales no se resuelven con ‘medidas enérgicas’, y añade que participa en los comicios como representante de los reformistas.

Por último, llega el turno de Qalibaf para responder la siguiente pregunta: ¿cómo va usted a resolver los desafíos medioambientales?

Qalibaf indica que el problema de la neblina está afectando a 20 provincias iraníes, lo que se debe a su juicio a medidas inapropiadas tomadas dentro del país y, en particular, denuncia la actuación del actual Ejecutivo a este respecto.

Yahanguiri apoya por su parte la actuación del actual Gobierno, subrayando que ha adoptado medidas esenciales para resolver los problemas ambientales, y agrega que el 70 % del problema de la neblina es consecuencia de problemas existentes más allá de las fronteras de Irán.

Yahanguiri señala, entre las prioridades del actual Gobierno en materia medioambiental, el lago de Urumiya y los problemas que enfrenta.

Qalibaf vuelve a abordar el tema del medio ambiente defendiendo que el Ayuntamiento de Teherán utiliza basura para generar energía y que, gracias al ente que dirige, ahora hay más de 20 mil hectáreas de bosque plantadas alrededor de la capital iraní.

Raisi hace hincapié en la importancia de los asuntos relacionados con el medio ambiente y afirma que no se deben cortar árboles para desarrollar planes urbanísticos.

Los candidatos se tomaron un descanso de 15 minutos y después comenzaron la segunda parte del primer debate televisivo entre los candidatos a la Presidencia de la República Islámica de Irán.

SEGUNDA PARTE DEL PRIMER DEBATE PRESIDENCIAL:

En la segunda parte, el presentador extrae de la urna de sorteo el nombre del candidato que deberá responder a una pregunta, también sorteada.

Rohani responde a esta pregunta: ¿qué plan tiene para promover el empleo entre las mujeres?

Rohani defiende que durante su Gobierno se han creado más de 700.000 puestos de trabajo para mujeres, y recuerda que más del 50 por ciento de los estudiantes universitarios son de sexo femenino.

Aqa Mir Salim responde a una pregunta sobre su plan para resolver el problema del tráfico en las mayores ciudades del país diciendo que hay que priorizar el transporte público.

Se pregunta a Yahanguiri por sus planes para mejorar el estatus social de los intelectos brillantes del país, a lo que él responde elogiando el considerable progreso de la clasificación científica de Irán a nivel mundial y señalando que la protección de esos talentos debe ser una de las prioridades de la próxima Administración.

A una pregunta sobre programas para promover la cultura deportiva, Raisi contesta recalcando que se deben incrementar los presupuestos de este sector, por la importancia para cualquier país de ganar medallas en competiciones internacionales.

¿Cuál es su plan para incrementar la tasa de crecimiento de la población? Es la pregunta elegida para Qalibaf, quien insiste en prestar especial atención a la cuestión si es elegido presidente.

Hashemi Taba aborda la cuestión de los talentos iraníes que se encuentran fuera del país y sus planes para hacerlos regresar al país, señalando como manera de hacerlo la inversión y la creación de puestos apropiados.

TERCERA PARTE DEL PRIMER DEBATE PRESIDENCIAL:

En la tercera parte del debate, los candidatos dispondrán del resto de su tiempo para exponer sus conclusiones.

Hashemi Taba lo ha utilizado para hablar de las obligaciones del Gobierno, aun admitiendo que un jefe de Ejecutivo debe definir sus propias prioridades. Las suyas son proteger el medio ambiente, prestar especial atención a los pobres y discapacitados e invertir en industria, cultura, turismo y agricultura con el fin de crear puestos de trabajo.

Rohani aprovecha su tiempo para responder a lo que dijo antes Qalibaf sobre su promesa de crear 4 millones de empleos, explicando que eso figuraba en el plan que tenía para los primeros 100 días de su mandato, pero no puede terminar su explicación por falta de tiempo.

El actual presidente y Qalibaf entran en discusión, que el presentador tiene que detener para mantenerse dentro del horario preestablecido.

Debido a que tanto Qalibaf como Yahanguiri han hablado más de los 24 minutos especificados para cada candidato en el debate, no se les permite concluir sus afirmaciones.

Raisi también aborda el problema del desempleo, subrayando que es obligación del Gobierno crear empleo y que este asunto no debe considerarse una promesa electoral vacía de contenido.

Tras referirse a los recursos con que cuenta el país, Aqa Mir Salim señala que utilizándolos se pueden superar todos los problemas. En su opinión, una de las principales vías para hacer progresar al país es acabar con la pobreza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*